The Peanuts Movie Me Hizo Llorar y Reflexionar Sobre mi Hijo

The Peanuts Movie Me Hizo Llorar y Reflexionar Sobre mi Hijo | @yosoymamipr

El domingo pasado fuimos a la premier de la película Snoopy & Charlie Brown: The Peanuts Movie, y al final salí llorando.

Antes de contarte por qué estaba llorando, déjame darte un poco de información sobre la película. Esta es la descripción, según la página oficial PeanutsMovie.com:

Charlie Brown, Snoopy, Lucy, Linus and the rest of the beloved “Peanuts” gang make their big-screen debut, like they’ve never been seen before, in state of the art 3D animation. Charlie Brown, the world’s most beloved underdog, embarks upon an epic and heroic quest, while his best pal, the lovable beagle Snoopy, takes to the skies to pursue his arch-nemesis, the Red Baron. From the imagination of Charles M. Schulz and the creators of the ICE AGE films, THE PEANUTS MOVIE will prove that every underdog has his day.

Aquí puedes ver el corto de la película:

Obviamente yo quería ver la película desde que me enteré que la iban a hacer, porque tanto a mi esposo como a mí nos encanta Peanuts. Hemos visto las películas, y conocemos los personajes. Mi esposo en especial siempre se ha sentido identificado con Charlie Brown desde muy pequeño, porque tienen una personalidad muy parecida, callados y tímidos, y además que su nombre es Carlos, jeje. 🙂

Yo sabía que la película nos iba a encantar. Pero esta película me tocó de manera muy personal, porque la situación por la que pasó Charlie Brown es muy similar a una que le sucede a Lil Man, y es de percepción, auto-estima y seguridad.

No quiero dar muchos detalles de la película, para que la puedan ver, pero la trama principal es que una niña llega nueva al vecindario, y Charlie Brown quiere que ella lo vea diferente a como los demás lo ven. Quiere un nuevo comienzo, una persona que no sepa su historial de fracasos, y que no lo vea como un perdedor, como lo ven sus otros amigos. Pero todos sus intentos en cambiar su destino le salen mal, y termina sucediendo lo mismo que hemos visto antes, donde arruina o destruye todo, y una vez más demuestra que es un perdedor. O por lo menos eso es lo que él pensaba. No voy a decir cómo termina la película, pero todos sabemos que Charlie Brown en realidad no es un perdedor, sino un niño muy sensitivo, cariñoso, y que se preocupa por sus amigos. Y sus amigos lo quieren mucho, aunque lo molesten de vez en cuando, y a pesar de que cometa errores y no sea perfecto.

Pues te cuento que eso es prácticamente lo mismo que le pasa a Lil Man, especialmente en la escuela. Desde que comenzó en la escuela, siempre se ha quejado que nadie lo quiere, que no tiene amigos, que nadie quiere jugar con él y que todos lo molestan. Al principio yo estaba bien preocupada por esta situación, porque si a mi hijo lo están molestando, tienen un problema conmigo. Empecé a investigar e inmediatamente se lo dije a su psicólogo. Me reuní con las maestras, la principal, y hasta la psicóloga de la escuela. Al principio ellas estaban igual de alarmadas que yo, y comenzaron a investigar. Lo que encontraron fue que era él quien estaba rechazando a los otros niños. Los otros niños lo buscaban para jugar, pero él les decía que no. También si los niños estaban haciendo algo que a él no le gustara, o algo que estuviera mal, él se molestaba mucho con ellos y les gritaba, o hasta les daba.

Cuando me dijeron esto, no les creí. ¿Cómo es posible que no esté sucediendo algo en contra de mi hijo, si él llega casi todos los días literalmente llorando, haciéndome cuentos de lo que le hicieron y las cosas que le dijeron? No me estaba inventando las lágrimas, eran reales, y su tristeza era real.

Un día llegué llorando a la oficina del psicólogo de Lil Man, porque no podía creer que estuvieran ignorando sus sentimientos y alegaciones en la escuela. El psicólogo me explicó que él tiene un problema de percepción, además de falta de seguridad y baja auto-estima. Él ve las situaciones de una manera diferente a como las ven los demás. Su falta de seguridad en sí mismo hace que se sienta atacado personalmente cuando alguien haga un simple comentario, o que piense que nadie quiere jugar con él cuando se quede sentado en una esquina observando. Cuando él me explicó esto, yo comencé a analizar las situaciones, y tratar de observar más detalladamente sus reacciones e interacciones con los otros niños.

Pues efectivamente, me di cuenta que sí, mi hijo reacciona de una manera no típica a situaciones sociales normales. Sus compañeros del salón no tienen nada en contra de él como él me lo describe, todo lo contrario, lo quieren muchísimo, a pesar de que en ocasiones él sea rudo con ellos o los rechace. Según me explicó el psicólogo, su rechazo hacia ellos es de manera preventiva. Él piensa que lo van a rechazar, así que prefiere rechazarlos primero. Obviamente Charlie Brown no hace esto, pero sí está convencido de que todos sus amigos piensan que él es un perdedor, cuando en realidad ellos no lo ven así. Bueno, quizás Lucy, jeje.

Te voy a dar dos ejemplos recientes:

1. Hace dos semanas fue el cumpleaños de Lil Man. Fuimos al salón y llevamos cupcakes y jugos para los niños. Antes de cantar Cumpleaños Feliz, la maestra preguntó si alguien tenía algo que decirle o desearle a Lil Man en su cumpleaños. Para mi sorpresa, TODOS levantaron la mano!! Uno a uno fueron diciéndole lo mucho que lo querían, lo inteligente que era, y que le deseaban un lindo cumpleaños. Yo no podía creer lo que estaba sucediendo. Cada vez que un niño hablaba, me daban más ganas de llorar. Fue bien emocional para mí escuchar como ellos se expresaban hacia Lil Man. Cuando salí, me sentí como si hubiese salido de una sesión de terapia. Me tuve que aguantar las ganas de darle un abrazo a la maestra, jeje. 🙂

The Peanuts Movie Me Hizo Llorar y Reflexionar Sobre mi Hijo | @yosoymamipr

Lil Man y sus compañeros celebrando su cumpleaños en el salón.

2. El sábado pasado fue Halloween. Un grupo de mamás planificaron para ir al centro comercial Plaza las Américas a buscar dulces, así que me uní a ellos. Cuando llegamos, mientras esperábamos a que los últimos niños llegaran, algunos de ellos estaban jugando al escondite y otros juegos. Mientras ellos jugaban, Lil Man estaba parado al lado de su papá observando a los demás niños, pero no participando. En varias ocasiones, le dijimos que se fuera con los demás niños a jugar, pero nos decía que no, así que lo dejamos tranquilo. De repente llegan dos de sus compañeros, una niña y un niño, y le explican lo que están jugando y le preguntan si quiere jugar con ellos. Lil Man les dijo que no, y se escondió detrás de su papá. Recuerda, no estamos hablando de extraños, estamos hablando de sus compañeros del salón, niños que ve todos los días. Tratamos de convencerlo, pero no quería. Los niños estaban insistentes, y ya me estaba dando cuenta que Lil Man estaba incómodo, así que les tuve que decir que él no quería. Les di las gracias por haberlo invitado a jugar, pero que no se preocuparan, que siguieran jugando.

The Peanuts Movie Me Hizo Llorar y Reflexionar Sobre mi Hijo | @yosoymamipr

Lil Man y sus compañeros buscando dulces en el centro comercial.

¿Qué aprendí de esto? Que hay que observar bien las percepciones e intenciones de las personas. Hablamos mucho del bullying y el acoso, pero se nos olvida que para que haya una situación, no es solo importante la intención, sino también la percepción. He escuchado una frase que dice que nadie te puede molestar si no se lo permites. O sea que aunque la intención de una persona sea mala, si la persona no la percibe como mala, se cancela. En el caso de mi hijo, aunque las intenciones de los niños sean buenas, él las percibe como malas. El problema es que no le puedo decir que se lo está inventando en su mente, porque lo voy a herir y hacerlo sentir peor. En su mente, todas las situaciones son muy reales, y no puedo quitarle valor.

¿Cómo entonces trabajo con esta situación? Con mucha empatía y mucha conversación. Tengo que validar sus sentimientos y a la misma vez tratar de explicarle que lo entendió mal. Me parte el alma cuando llega tan triste, especialmente cuando me dice que no le gusta la escuela o que no tiene amigos, cuando ya aprendí que no es verdad. A él le encanta su escuela y tiene muchos amigos que lo quieren y se preocupan por él. De la misma manera que Charlie Brown está rodeado de niños que lo quieren mucho y quieren verlo triunfar.

Cuéntame, ¿has tenido alguna situación similar con tus hijos? ¿Cómo los has trabajado?

The Peanuts Movie Me Hizo Llorar y Reflexionar Sobre mi Hijo | @yosoymamipr

* Imágenes tomadas de PeanutsMovie.com

About Zelma

Mamá, esposa, bloguera, homeschooler, amante de Disney, cantante de coros, repostera. Fundadora de la organización profesional de madres YoSoyMami.com en Puerto Rico.

, , , , , , , , , , , , ,

One Response to The Peanuts Movie Me Hizo Llorar y Reflexionar Sobre mi Hijo

  1. ivy 11/06/2015 at 3:13 pm #

    gracias por este articulo, yo creo que tengo un problema similar al de tu nene y tengo casi 39 anios…

Leave a Reply

CommentLuv badge